miércoles, 4 de mayo de 2011

-!ah¡( caen en un bosque, lleno de  luces voladoras de color violetas, flores gigantes, conejos con orejas puntiagudas, libélulas... verdes campos, la luz del cielo entra entre las copas altas de los árboles; es un lugar inmenso y acogedor. 
-guadawedoooo( dice sok: hemos llegado)
-¿cómo dices?
-oh ya era hora princesa, ¿tan difícil fue decir que sí?( era un chico alto, con el cabello negro, adornado con pedrerías, anillos, incluso algo anudado,me trataba como si me conociera)
(las hadas ya no estaban)
Él me echó los brazos sobre los hombros, como un amigo, según dice él, yo no estaba muy cómoda, pero estaba más pendiente de lo que había estaba viendo, estaba concentrada en alimentar mi enorme curiosidad, la verdad esque no recuerdo mucho que dijo.
-...bueno y entre tantas cosas, de las que ya te he comentado, te enseñaré parte del reino... 
¿me estas escuchando?
-siiii?
-(me lanzó una mirada, con los ojos entornados) bueno, mientras caminamos, os voy a contar... unas cuantas cosas
por nada del mundo Drusila, valla sola, debe de ir acompañada siempre de quien conozcas ¿vale?
-vale.
    
       Mientras el me advertia de los pequeños problemillas que pude sucedes durante mi estancia; algo se movio entre los arboles; era una sombra alta, esbelta, me atraía, creo que pudedo decir que flotaba hacia....
-Dusila( con voz cesante), porfavor, es que no me escuhas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada